Mejora continua del servicio mediante una revisión constante de los requisitos y resultados del servicio, orientando los esfuerzos de prevención, para proporcionar un servicio con eficacia y con previsión de resultados